[Skip to Content]

Distribución mínima requerida (DMR)

Cuando usted es el beneficiario de un plan de jubilación, normas específicas dadas por el IRS regulan las distribuciones mínimas que usted debe recibir. Si usted quiere simplemente tomar su dinero heredado ahora mismo y pagar los impuestos, lo puede hacer. Pero si desea diferir los impuestos tanto como sea posible, hay ciertos requisitos de distribución que usted debe cumplir. Utilice esta calculadora para determinar su Distribución mínima requerida (DMR) como beneficiario de una cuenta de jubilación.*

Distribución mínima requerida (DMR) Definiciones

Saldo de cuenta
Este es el valor mercado de su cuenta al cierre del 31 de diciembre del año anterior. El IRS ha decidido que el saldo en esta fecha debe ser usado con dos distinciones importantes: 1. Cualquier aporte realizado después dal 31 de diciembre que sea atribuible al año anterior aumentará el saldo dal 31 de diciembre. 2. Si la distribución del primer año fue tomada entre el primero de enero y abril del presente año, y éste es el segundo año en que está tomando distribuciones, su balance decrece en la cantidad de dicha distribución.
Edad del beneficiario al 31 de diciembre del año de la distribución
Es la edad del beneficiario al 31 de diciembre del año de la distribución.
Edad del beneficiario al 31 de diciembre del año siguiente a la muerte del titular de la cuenta.
Es la edad del beneficiario el día 31 de diciembre del año siguiente a la muerte del titular de la cuenta. Por ejemplo, si el titular de la cuenta muriera en marzo de 2000, usted necesitaría ingresar la edad de beneficiario al 31 de diciembre del 2001.
Tasa de rendimiento
Es la tasa de rendimiento esperada en su cuenta. Es usada solamente para ayudar con la proyección de sus balances de cuenta futuros (el que por supuesto impactará su distribución mínima requerida). Es la tasa compuesta anual de rendimiento que usted prevé lograr con sus ahorros o inversiones. La tasa de rendimiento real depende en gran parte de los tipos de inversiones que usted escoja. En los 10 años que terminaron el 31 de diciembre de 2019, el Índice Standard & Poor's 500® (S&P 500®) tuvo una tasa compuesta anual de rendimiento de 13.2%, incluyendo la reinversión de los dividendos. Del 1o de enero de 1970 al 31 de diciembre de 2019, el promedio de la tasa compuesta anual de rendimiento de S&P 500®, incluyendo la reinversión de los dividendos, fue aproximadamente 10.7% (fuente: www.standardandpoors.com). Desde 1970, el mayor rendimiento en un período de 12 meses fue 61% (junio de 1982 a junio de 1983). El menor rendimiento en un período de 12 meses fue -43% (marzo de 2008 a marzo de 2009). Las cuentas de ahorro en una institución financiera pueden pagar tan poco como el 0.25%, o incluso menos, pero tienen un riesgo mucho menor de pérdida del capital.

Es importante recordar que éstos son casos hipotéticos y que las tasas futuras de rendimiento no se pueden predecir con certeza, y que las inversiones que pagan mayores tasas de rendimiento generalmente están sujetas a mayor riesgo y volatilidad. La tasa real de rendimiento en las inversiones puede variar mucho a lo largo del tiempo, especialmente en inversiones a largo plazo. Esto incluye la potencial pérdida del capital de su inversión. No es posible invertir directamente en un índice, y la tasa compuesta de rendimiento que se menciona arriba no refleja cargos de ventas y otros gastos y honorarios que pueden cobrar los fondos de inversión y/o empresas de inversión.